Buscar
  • PATRICIA BOTERO

Amable: Que puedo ser amado

Me encanta el amor, me parece lo máximo


Cada día y en cada instante lo puedo verificar, sentir, y conectarme con él. Es una esencia maravillosa, es una fragancia, es luz, es música, es un suave roce.


El amor es una bendición que podemos vivir cada vez que aceptamos  conectarnos con nosotros mismos y con los otros.


Nos han enseñado que el amor duele,  que el amor es una carga. Para mí el amor es la máxima expresión de nuestra divinidad, solo cuando amamos tocamos la gloriosa esencia de nuestro Ser.


El amor ES y nos permite  SER

El amor no necesita definición


Cuando amamos el miedo huye. Alguna vez me dijo un amigo: “si tienes miedo no estás amando”, porque el amor es ausencia de miedo




Muchas de nuestras relaciones las hemos basado en el miedo: miedo a perder, miedo a ser abandonados, miedo a morir, miedo a enfrentar. Todo porque hemos llegado a creer erróneamente que No somos capaces, que no podemos, que no valemos suficiente y que en los otr@s está nuestra fuerza.


Desde pequeños nos invitaron a fracasar frente al amor cuando nos dijeron: “algún día vas a encontrar a una persona que te haga feliz”. Y nos distanciamos de nosotros mismos para ir al encuentro y la búsqueda de un ser que NO EXISTE

Mi felicidad está en mí, y la encontraré el día en que comprenda que YO SOY MI FUENTE DE LA FELICIDAD.


Miguel Ruiz en su libro “la maestría del amor” hace una serie de explicaciones sobre el amor y quisiera  referirme a un fragmento de su relato, sin reemplazar la invitación a leerlo

El menciona una isla en la que todas las personas nacían sin PIEL.  ¿Puedes imaginar lo doloroso que resulta cualquier contacto cuando no se tiene piel?. Sin embargo, a pesar de su dolor, se enamoraban, querían estar cerca unos de otros y en ese intento por compartir, estaban dispuestos a asumir el precio del dolor que producía el contacto físico, su deseo de cercanía era más fuerte.


De esta experiencia las personas llegaron a decir que el amor dolía, que cuando se enamoraban había un sabor amargo de felicidad y de sufrimiento. Como todos habían nacido sin piel esa era su única realidad y creían que el dolor era “normal”

Un día a alguien le nació piel

¿Si una persona tiene piel y la otra no, cómo es el contacto para la persona que tiene piel?: sin dolor

¿Y cómo es el contacto para la persona que no tiene piel?: con dolor

De esta manera cuando nos duelen las relaciones con otros, ese dolor surge de nuestras propias heridas que el contacto con el otro vuelve evidente. Son mis viejas heridas sin sanar lo que duele, no el amor

El amor empieza por amarnos a nosotros mismos. Por disfrutar de nuestra propia compañía

Hay tantos momentos en que nos sentimos tristes, y creemos que los demás son la causa de tanto desazón. Y resulta que no. Toda esa tristeza está en nosotros y no en los otros

Usando a Deepak Chopra: “El ser es como el sol, él ES perfecto, solo hay que quitarle las nubes para disfrutar de su luz y calor”

Si te gustó te invito a compartirlo en tus redes sociales y con las personas que amas

Un abrazo enorme y hasta siempre

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo